VIAJES Y EXPEDICIONES

    EUROPA

  1.     Alpes 1995
  2.     Cáucaso (Rusia) 1999: Elbrus
  3.     Alpes 2005: Weisssmies, Strahlhorn, Allalinhorn y Mont Blanc
  4.     Alpes 2008: alta ruta Zermatt
  5.     Islandia 2014 (I): trekking de Landmannalaugar
  6.     Islandia 2014 (II): recorriendo el país
  7.     Cáucaso (Georgia) 2015: expedición al Kazbek
  8.     Laponia 2016: trekking, canoa y bici
  9.     Albania 2017
  10.     Cicloturismo en Laponia

    ÁFRICA


  1.     Marruecos 1998: alto Atlas con Toubkal, Todra, Merzouga y Saghro
  2.     Tanzania 2000: Kilimanjaro, parques nacionales y Zanzibar
  3.     Marruecos 2003: trekking del Saghro
  
     ASIA

  1.      India 2002: Fundación Vicente Ferrer
  2.      Ladakh (Tibet indio) 2003: trekking de Markha y ascensión Stok Kangri
  3.      Nepal 2008: trekking del Khumbu y ascensión al Island Peak
  4.      Nepal 2011: trekking del Dhaulagiri
  5.      Indonesia 2013 (I): introducción y Borneo
  6.      Indonesia 2013 (II): Java
  7.      Indonesia 2013 (III): Bali y Sulawesi 
  8.      China 2015 (I): introducción y zona tibetana 
  9.      China 2015 (II): suroeste
  10.      China 2015 (III): Hong Kong y Macao
    


    OTROS
  
  1. Australia 1997


     
    

    
   




CICLOTURISMO EN LAPONIA


Desde el viaje en 2016 a Laponia (ver aquí) me quedó el deseo de repetir por libre y en solitario un recorrido en bici, por esas pistas infinitas, esos cielos grises y esos bosques salpicados de lagos. Y no he tardado mucho en hacerlo. Con un mapa diseñé un recorrido circular que partiendo de lo más al norte posible de la Laponia finlandesa alcanzase las costas de Noruega.

Y así lo hice. Volé hasta el aeropuerto de Ivalo, alquilé una bici en Saariselska y bordeando el lago Inari alcancé Noruega en Neiden. El regreso lo realicé remontando el río Tana. Un total de 710 km en 10 días.

La mayor parte del recorrido atraviesa el territorio histórico de los lapones Skolt (mejor dicho, samis Skolt, porque el término lapón tiene una connotación peyorativa). Hay cartelería y museos salpicados en torno a la carretera que explica la historia y etnografía de este pueblo.



Los mapas empleados: el primero marca áreas de descanso, campings y otros detalles interesantes. El segundo es mejor como mapa de carreteras






DATOS PRÁCTICOS

Forma: cicloturismo en autosuficiencia. Hay algunos campings y cabañas, pero no son baratos y limitan la flexibilidad del recorrido. Como en verano hay luz las 24 horas del día, ciclaba hasta que encontraba un lugar adecuado para pasar la “noche”.

Bicicleta: opté por alquilarla. Transportarla en avión salía caro y no tenía forma de guardar u obtener una caja par la vuelta (los aeropuertos del norte son muy básicos). Yo la alquilé en Lapland Safaris, en Saariselska, a 30 km del aeropuerto de Ivalo. Lo recomiendo porque el trato fue exquisito y además de la bici puedes alquilar o comprar otro material (alforjas) y disponen de cartuchos de gas que no puedes traer en el avión. Lo único es que tienes que ir y volver en bus desde y hasta el aeropuerto y andar y desandar esos 30km (otra opción es buscar opción en la localidad de Ivalo, pero no la encontré).

Vuelo: Finnair (está en la alianza One World, con Iberia), vía Helsinki. Volé a el aeropuerto de Ivalo, que es el que se encuentra más al norte. Para ir a Saariselska (30 km al sur) hay un autobús que solo circula cuando llega o sale un vuelo y que por 10 euros te deja en Saariselska (le dices al conductor el lugar exacto y te deja en la puerta). Sales de la terminal y la parada está a la izquierda (es un parking pequeño y se encuentra bien). Para volver igual.

Agua y comida. Agua hay por todas partes, con ríos y riachuelos en una zona despoblada y sin industrias. Yo no la purificaba (obviamente la tomaba de torrentes limpios), pero es una decisión personal hacerlo o no. La comida la llevé desde España, solo me abastecía de fruta en los supermercados locales, que además son muy escasos en esa zona.

Electricidad. Solo dependía de la energía para el teléfono (GPS, foto y comunicaciones) y para la cámara. Con 2 baterías parala cámara y un Power bank de 20.000 mah me bastó, pero puedes encontrar enchufes en cafeterías, gasolineras y supermercados.

Comunicaciones. Ya no hay roaming, puedes usar tu móvil y datos como si estuvieses en España. En todos los lugares hay wifi gratis. Aunque Noruega no pertenece a la UE, se le aplica lo mismo en este sentido.

Reparaciones. Dependes de ti mismo en ese aspecto (material y conocimientos) porque no encontré ninguna tienda o taller en que pudiesen echarte una mano.

Seguro. Llevaba el de True Traveller (consultar), que depende de Allianz por los días que duró la actividad. Hay modalidades que cubren actividades al aire libre. Sale bien de precio y las opiniones en la web son positivas. Lo mejor de un seguro es no tenerlo que emplear, como fu mi caso. Otra posibilidad si haces varias salidas y/o actividades a lo largo del año es el de Total Sports de Intermundial, interesante opción frente a los de las federaciones si realizas más de un deporte de forma no competitiva.

Meteo: Impredecible. En verano puede ser como la primavera u otoño peninsular, con lluvia y temperaturas frescas, pero en julio de 2018 había una ola de calor, con temperaturas de unos 30ºC y tormentas breves. Solo me llovió 3 días, pero hay que ir preparado para eso.

Mosquitos: una auténtica plaga y par mi el factor que más incomodidad me produjo. Sin problema mientras te mueves, pero para cocinar y montar la tienda una tortura. Compré un repelente local, pero como si nada, pero una red antimosquitos para la cara alivia bastante.

Carreteras y tráfico: la mayor parte fueron carreteas secundarias asfaltadas en buen estado. El terreno en ondulado, con suaves subidas y bajadas poco marcadas. El tráfico era escaso y casi todo compuesto por autocaravanas. El nivel de respeto al ciciclista es bueno, pero solo un poco mejor que en España. Cuando pasé a Noruega ahí sí que era muy bueno (llamativamente bueno).

Más fotos en esta carpeta de flickr

Tracks del recorrido descargables desde aquí 


ETAPAS

Día 1. Saariselska-proximidades de Ranta. 56,7 km. Llegada a Ivalo y traslado a Saariselska en bus. Alquilo la bici que tenía ya reservada, compro el gas y monto todo el tinglado. Pedaleo hacia el norte y acampo en un área de recreo al lado de un lago en las proximidades del área de descanso de Karhunpesäkivi, en Ranta (entre Ivalo e Inari). Destacar que la carretera entre Ivalo e Inari es una maravilla, serpenteando entre lagos.

Día 2. Proximidades de Ranta a proximidades de Partkko. 83 km. Día que comenzó muy gris para ir mejorando. Me detengo en Inari a tomar un café y continúo hacia el norte para desviarme a la derecha (dirección noreste) por la carretera 971 que bordea al lago Inari por su margen oeste. Recorrido ondulante entre bosques con más lagos, especialmente bonito el de Syvälampi, que se mereció un baño. Acampo poco después de pasar el puente sobre el río Siuttajoki.


Día 3. Proximidades de Partkko a proximidades de Neiden. 96 km. Continuamos por la agradable carretera para alcanzar una zona de altura con un hermoso paisaje glaciar acompañados de extensos lagos. Es una zona un poco más montañosa, cerca ya de la frontera con Noruega. Tras pasarla sin tener que realizar ningún trámite encuentro una zona con mesas con una buena área para campar cerca.

Día 4. Cerca de Neiden-cerca de Reahpen. 73 km. El día lo iniciamos bajando a Neiden y posteriormente tomar dirección noroeste buscando la costa por la carretera E6. Tiene más tráfico (aunque muy respetuoso) y el terreno es más montañoso, con subidas y bajadas marcadas. Accedo a un pequeño fiordo primero (Bugoyfjorden) y después a otro más abierto (Varangerfjorden). El paisaje es de rocas lisas pulidas por los glaciares que desembocan en el mar. Me pego un baño en estos mares (el agua no está más fría que en Galicia) y continúo por la costa, salpicada de casas de pescadores y calas pedregosas. Encuentro un buen sitio para acampar con mesas y servicios pasado Grasbakkeen.

Día 5. Proximidades Reahpen a Vetsikko. 80 km. Tras continuar un poco por la costa, alcanzamos la desembocadura del río Tana tras pasar una pequeña meseta lacustre. Tomamos la carretera que por la margen derecha del río lo remonta volviendo a entrar en Finlandia. Atravesamos una sucesión de pequeñas granjas y fincas y aprovecho para darme un baño en el río al lado de la reconstrucción de una antigua granja lapona. Busco un lugar para acampar en el bosque que resultó ser una mala elección por lo incómodo del terreno y sobre todo por la pléyade de moscas que en él había.

Día 6. Vetsikko-proximidades de Nuvvos. 57,4 km. Día de muchísimo calor. Sigo la carretea y paro en Utsjoki a comer algo y esperar que baje el calor. Continúo por esta carretera con muy buenas vistas al río Tana, pero que resulta ser la parte más monótona del recorrido.

Día 7. Proximidades de Nuvvos-cabañas de madera después de Karigasniemi. 64,6 km. Sigo la carretea paralela al río hasta llegar a Karigasniemi, punto donde hay un cruce de caminos: uno nos lleva directamente a Inari pero otro, el que tomo, se convierte en una pista de tierra que se dirige a Angeli. Acampo a unos 5 km de Karigasniemi en una zona de cabañas de madera y acceso al río. Baño reparador.


Día 8.  Cabañas de madera-proximidades de Koiraoja. 79 km.  Seguimos la pista ripeada, cómoda y divertida, mucho más bonita que el tramo asfaltado que sigue en dirección sur paralela al río hasta Angeli, donde gira al este. Disfruto de esta pista donde apenas de manera ocasional me cruzo con algún vehículo. Acampo en una mina al lado de la carretera justo antes de que comience a llover.

Día 9. Proximidades de Koiraoja a Ivalo. 83,6 km. Con un día lluvioso sigo por la pista de tierra que pronto se convierte en asfaltada, paralela al río Vaskojoki y con bosque y bonitos paisajes lacustres. Entronco con la carretera E75 a unos 4 km d eInari, donde paro a comer algo. Continúo hasta Ivalo y paso la noche en un camping (Näverniemi Holiday Center).
 
Día 10. Ivalo-Saariselska. 37 km. Día de relleno en que regreso a Saariselska por la carretera ya conocida. Me desvío al aeropuerto para adelantar el vuelo (aunque no lo hago ahí porque no hay nadie). Devolución de la bicicleta y cerveza conmemorativa. Fin de la actividad.




El recorrido trasncurre por el territorio d elos sami Skolt



Lago donde acampé la primera noche



La carretrea entre Ivalo e Inari es espactacular


El sol de medianoche: a medidaos d j ulio no baja más

Carreteras infinitas sin apenas tráfico

La "noche" del segundo día


Los km se hacen fáciles


Parada a comer a orillas de un lago el 3º día








Acercándonos a Neiden el 4º día

Los fiordos del norte de Noruega











Mi hotelito particular

El Sol de Medianoche


Río Tana

Reconstrucción de un poblado sami





Remontando el río Tana



Río Tana al atardecer



La sexta noche: acampando en la margen del río Tana


Las pistas de ripio son especiales

Un lugar ideal para pasar la noche




Echando la vista atrás