EUROVELO: COSTA PORTUGUESA POR LA EUROVELO 1

Nuestro país vecino y hermano es un tesoro a veces no muy bien conocido que siempre merece una visita. Además de la belleza de sus paisajes costeros, hay que añadir lo cuidado de sus pueblos y la hospitalidad de sus gentes.

Para recorrerlo sin demasiadas complicaciones no hay mucha duda: seguimos la Eurovelo 1 por la costa en dirección norte-sur. El recorrido no presenta desniveles importantes y transcurre o bien por asfalto o por pistas en buen estado, salvo algún punto en concreto más complicado. Además de la costa, podremos disfrutar del interior rural portugués y de pueblos tradicionales muy bien cuidados.

 

Tracks oficiales

Disponibles en la web de la eurovelo 1 de Portugal (https://euroveloportugal.com/en/). Esos tracks “oficiales” son fiables en su inmensa mayoría, pero tienen algunas inexactitudes puntuales y no están totalmente actualizados. Como se han diseñado para hacerlos de sur a norte, los entronques de algunas carreteras también resultan confusos. Entre algunas de esas inexactitudes, a fecha de septiembre de 2020, podemos señalar estos cuatro:

·         Antes de llegar a San Martinho de Porto hay un derrumbe que corta el sendero por el que transcurre el track (etapa Nazaré a Peniche).

·         Antes de llegar a Ericeiras el track atraviesa una playa en la que no hay salida

·         En Sines no es posible ya rodear la localidad, pues los accesos son ahora por autopista y no está permitida la circulación de bicicletas. Hay que dar un rodeo dejando a nuestra derecha toda la zona industrial.

·         Entre Milfontes y Aljezur hay zonas no ciclables o por caminos ahora inexistentes

 

Acceso desde Galicia

 Tres posibilidades:

 1) Monçao, al inicio de la ecopista del Minho, un maravilloso recorrido que por la margen izquierda del río nos acompañará hasta su desembocadura en Caminha y que sin duda es el punto que nosotros recomendamos. Se puede acceder en tren (en el regional o media distancia que une Ponferrada/Ourense con Vigo que admite bicicletas sin desmontar y que nos deja en Salvaterra do Miño, unida a Monçao por un puente).

 

2) Valença do Minho, enfrente de Tui y a unos 3 km de la estación de Guillarei (también se accede en los mismos trenes que el caso anterior). Es un punto de paso del Camino de Santiago Portugués y permite disfrutar de la última parte de la Ecopista do Minho.

 

3) Caminha, localidad situada en la desembocadura del río Minho y a la que se puede llegar desde Vigo, ciclando por el carril bici que une Vigo-Bayona-A Guarda (unos 50 km llanos). Desde A Guarda hay un ferry que cruza a Caminha (ver horarios en https://www.turismoaguarda.es/horarios-ferry/ pues estos cambian según las mareas).

 


 

 

Regreso en los trenes portugueses

 

Todos los trenes portugueses admiten bicicletas sin desmontar excepto los alfa pendulares. Aunque en teoría se puede reservar la plaza para la bici en la web de los ferrocarriles portugueses (https://www.cp.pt/passageiros/pt), en alguna ocasión nos dijeron que era necesario o bien hacerlo en ventanilla o con el interventor del propio tren. En todo caso siempre nos han facilitado el transporte y su web es una maravilla si la comparamos con la de renfe.




Etapas realizadas por nosotros

 

1) Monçao-Viana do Castelo (77 km).

Un placer repetir esta etapa al lado del último tramo del río Miño y proseguir por carril bici ya pegado al mar hasta Viana do Castelo.  No perderse el bosque de la Mata do Camarido a la salida de Caminha ni la desembocadura del río Miño.

Fotos en estas dos entradas de mi blog:

Ecopista do Minho

Ciclotursimo noroeste de Portugal


2) Viana do Castelo-Oporto (85 km).

En este momento (septiembre del 2020) el tramo hasta Vila do Conde no es muy atractivo, discurre por carretera y por incómodas pequeñas pistas adoquinadas locales. Va mejorando al pasar las agradables poblaciones de Esposende y Fao. Nos vamos a encontrar bastante gente haciendo el Camino de Santiago portugués de la costa. En las pasarelas de madera a veces está prohibido circular en bici, pero desmontando y yendo con cuidado no hay problema ninguno. La entrada a Oporto es muy bonita. 








 

 

3) Oporto-Aveiro (83 km).

Espectacular la salida de Oporto, por carril bici viendo la desembocadura del Duero. Después de la turística Espinho alcanzamos las pasarelas de la Barinha de Esmoriz. También es muy agradable el bosque de las dunas de Ovar. Para finalizar, la lengua arenosa de San Jacinto nos lleva al ferry que cruza el estrecho que nos separa de los barrios/pueblos próximos a Aveiro que merece la pena visitar (la denominan la Venecia portuguesa). Aunque el track no pasa por Aveiro, son pocos los km que hay que desviarse.

 










 

 4) Aveiro-Figueira da Foz (72 km).

Destacar como positivo la bonita pista que flanquea lengua de mar hasta la playa de Mira. Y como negativo la incomodísima carretera muy rota por un paisaje asolado por los incendios.




 

 

5) Figueira da Foz-Nazaré (112 km).

Día largo y con poco interés, en el que primero se remonta el río Mondeo para travesarlo por un puente y que después se dedica a transitar por mucha carretera secundaria. Al final se toman unos carriles bici que permiten avanzar muchos km, con parada en la laguna de Ervedeira, cuyo azul destaca sobre el arenoso paisaje. También la llegada al pueblo de Nazaré es una buena recompensa a este largo día.







 

6) Nazaré-Peniche (87 km).

Día para recordar, tanto el agradable pueblo de San Martinho de Porto como especialmente el rodeo que se hace de la laguna de Óbidos. Otro rincón para recordar es la isla de Baleal, cerca ya de Peniche. En este pueblo no hay que perderse las curiosas formaciones rocosas de su extremo occidental.







 

 

7) Peniche-Ericeira (69 km).

Al poco de salir de Peniche, el track nos mete un pequeño tramo de playa que es mejor evitar porque no es ciclable. A mitad de recorrido hay una agradable área de descanso en Porto Novo donde vale la pena tomarse un descanso. En el transcurso del día el recorrido baja (y vuelve a subir) a varias playas. Poco antes de Ericeira el track vuelve a estar mal pues nos mete en una playa sin continuidad. Al final del día llegamos a Ericeira, un coqueto pueblecito muy cuidado con un marcado ambiente surfero.









 

 

8) Ericeira-Lisboa (89 km).

Se sale de Ericeira por carretera, se atraviesa un puente que salva el río Lizandro y se recorren varias playas con sus correspondientes bajadas y subidas. Destacar el bonito enclave de Azenhas do Mar. Posteriormente comienza una subida, al principio asfalto y después de caminos de tierra que nos lleva al parque de Sintra-Cascais. Un aspecto inexplicable es que el track oficial no se desvíe un par de km al Cabo Roca, lugar emblemático por ser el punto más occidental de la Europa continental. Un larga y tendida bajada nos lleva hasta Cascais, otro pueblo que bien merece una parada para visitar. Posteriormente seguimos los carriles bici que nos introducen en Lisboa.




 

 

9) Lisboa-Setúbal (92 km).

Por la mañana temprano tomamos el ferry para cruzar el Tajo que nos deja en Almada. Es un día poco atractivo, pues se atraviesa una zona urbana y tenemos dificultades para acertar con la carretera de salida porque el track oficial es de sur a norte y al ir en dirección contrario no es fácil coger el desvío (hay que tener cuidado de no meterse en la autopista). Recorremos una bonita carretera entre bosque buscando el cabo Espinel. Como es domingo hay mucho tráfico y hay que ir con cuidado porque tampoco hay arcén. El cabo Espinel es lo mejor del día. Para llegar a Setúbal hay que ascender primero y bajar después. Es un domingo de verano y el ambiente playero y festivo es muy marcado, con todo lo que eso conlleva. 







 

 

 10) Setúbal-Vilanova de Milfontes (117 km).

Tomamos el 1º ferry que cruza a la península de Troia. Esta península es una lengua de arena con árboles a los lados que al amanecer presenta un ambiente muy especial. Rodamos por una carretera larga sin apenas tráfico que termina en una zona de arrozales. Otra carretera discurre entre pinos primero y alcornoques después. El problema llega al acercarnos a Sines, puese el track oficial no está actualizado y ahora nos es posible seguirlo: hay que rodear la zona industrial. Al poco de pasar Sines llegamos a una zona de espectaculares playas y a Porto Covo. De ahí solo nos queda alcanzar Vila Nova de Milfontes, otro pueblo precioso con mucho encanto.






 

 

11) Vilanova de Milfontes-Aljezur (73 km).

Salimos de Milfontes por la carretera general y buenas pistas asfaltadas. Nos desviamos a cabo Sardao (menos de 1 km que no contempla el track oficial y que sin embargo merece mucho la pena por sus acantilados). Hacemos variaciones del track oficial, bien para acortar tramos que no aportan nada o bien porque se mete por sitios inexistentes o no ciclables.






 

 

Al día siguiente ciclamos directamente de Aljezur a Lagos para tomar los trenes de regreso a Galicia.

 

Para completar la Eurovelo 1 portuguesa nos quedan pendientes unas 3-4 etapas desde Aljezur al cabo San Vicente y Sagres y toda la costa sur del Algarve hasta la frontera con Huelva (y de ahí su prolongación hasta Tarifa, el punto más al sur del continente europeo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario